Los hijos primogénitos son los más listos