Las emociones fuertes están en auge: la opción por unas vacaciones extremas