Un libro y un documental muestran la cara menos conocida de Eugenio, el humorista que nunca sonreía