El mundo de la cultura reivindica un mejor trato al sector