Cuenta atrás en Madrid para el besapiés del Cristo de Medinaceli