Sobrevivió a un campo de concentración nazi, gracias a la música