La joven sordomuda que vuelve a sonreír gracias al 'padre perfecto'