Buscan a la pareja que protagonizó este beso robado en Londres