'Tres anuncios en las afueras', la gran triunfadora de los BAFTA