La Mostra de Venecia trae a un joven Pío XIII