'Vivir es fácil con los ojos cerrados', fuera de los Oscar