Tom Cruise paga a sus fans para que le aplaudan