El niño que primero baila solo y luego... ¡con Taylor Swift!