Sergio Ramírez dedica en su discurso unas palabras "a la memoria" de los "asesinados" en las protestas de Nicaragua