Sergio Ramírez dedica el Cervantes “a la memoria de los nicaragüenses asesinados en las calles”