Romeo Beckham sigue los pasos de sus padres