Rod Stewart imita una degollación del Daesh para divertirse con sus amigos