El robo del Códice Calixtino podría haber sido por venganza