Pelirrojos, dispuestos a acabar con un cliché