El Louvre cierra por culpa de los carteristas