Michael Jackson tenía una muñeca con él en la cama el día que murió