La ‘Princesa Leia’ nos deja solos en la galaxia