Latinoamérica llora a García Márquez