Marilyn Monroe, sus secretos para ser la mujer más sexy del cine