Macaulay Culkin, confundido con un indigente en Londres