Lencería invisible, lo último