Lady Gaga, sus remedios contra el dolor