El actor Jamie Foxx denuncia insultos racistas en un restaurante