Irina sube la temperatura de los juegos de Sochi con una delantera muy olímpica