Barcelona, en el corazón de García Márquez