Adiós a 'Gabo', el creador de mundos mágicos