Gabriel García Márquez sólo sufre "un catarro mal curado"