Las favoritas para los Oscar llegan a las salas de cine