Enfermos terminales asesinan a políticos corruptos