Emma Stone, la más rentable de Hollywood