Los músicos se tapan la boca por la bajada del IVA cultural