No habrá paz para los malvados, seduce