Britney Spears da un golpe de efecto a sus 33 años