Brad Pitt y el regalo que no hizo a Aniston