Madrid estrena con Grease el autocine más grande de Europa