Anastacia, superviviente del cáncer de mama