Un cuadro pintado con la sangre de Amy Winehouse se vende por 43.000 euros