Álex de la Iglesia: “El móvil puede ser un aparato muy peligroso en manos de quien lo coge”