Alessandra Ambrosio desfila en la plaza de Callao, en Madrid