Alejandro Sanz agota en media hora las entradas del que será su mejor concierto