Aires bélicos en el Salón Internacional del Cómic en Barcelona