Un grupo de 'hackers' saquea 30 millones de dólares de las cuentas bancarias británicas