Un corrimiento de tierra por las lluvias deja sepultadas cerca de 100 viviendas en México