La comunidad internacional pide calma y garantías para la seguridad de Zelaya