Ningún comprador saca a bailar a la bailarina de Degas